Cultivo de rosa

La civilización maya habito las regiones que actualmente corresponden a cinco estados mexicanos: Chiapas (donde tenían su ciudad principal), Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán; territorios de América Central, actual Belice, Guatemala, Honduras y Salvador.

Los mayas tienen una trayectoria por más de 3000 años siendo una de las culturas mesoamericanas precolombinas más importantes. A lo que la mayora de la gente suele pensar la cultura maya no se ha exintigido por completo, solamente han reducido considerablemente el numero de personas, pero hay descendientes vivos, que viven en el mismo lugar y algunos aún hablan idiomas de la familia mayense.

 

 

 

 

La región de las tierras bajas tropicales de los mayas, donde se practico este tipo de cultivo corresponde a la península de Yucatán en México, Guatemala y Belice. Los pueblos agrícolas comenzaron a formarse en el año 800 a.C. Aunque existen perfiles de polen que dan a conocer que antes de esa fecha ya había habido pobladores que practicaran este tipo de cultivo, aunque todavía faltan pruebas fehacientes para comprobar esta teoría. Desde este momento empieza a formarse la civilización Maya.

 

Cultivo de rosa o barbecho es un cultivo característico de las zonas tropicales, donde hay densos pantanos y delgada vegetación. Osvaldo Silva divide esta práctica agrícola en cuatro etapas "1) Tala de bosque, 2) Roce o quema de los árboles, 3) Siembra y 4) Cosecha" [1]  . Para realizar todo esto utilizaban herramientas tales como hachas, fuegos, etcétera. En esta zona se ha usado por más de tres mil años, este tipo de cultivo se caracteriza porque requerir extensas superficies territoriales y porque utiliza poca energía calórica por hectárea dejando a los agricultores con bastante tiempo libre para poder dedicarse a otras cosas, aunque el sistema agrícola extensivo son limitantes del crecimiento de la población.

El cultivo se trataba en que una gran cantidad de terreno se deja sin cultivarse, rótense los tipos de cosechas y terrenos pero hasta cierta cantidad de años, ya que después los agricultores debían abandonar estas tierras, para dejarla descansar y de esa manera el bosque se encargaba de volverla una tierra fértil otra vez y eso ocurría luego de 10 a 15 años.

 

La tierra impedía que fueran más de dos cosechas continuas, ya que la tierra se desgastaba mucho. Lo más duro de este tipo de cultivo era el derribo de la densa vegetación que se realiza casi siempre por las fechas de agosto por otra parte los territorios que a estaban talados no se les hacia nada hasta unos días antes que se realice la siembra. Para limpiar el lugar para cultivarlo. Los mayas empezaban desde abajo los arbustos y malezas luego iban por los árboles más grandes, todo esto se reunía para quemarlos todos de una vez. Luego en el mes de abril, mayo y julio venia la labor mas importante que era sembrar se demoraban aproximadamente unos 12 días en realizar todo el proceso, en cuál ocupaban como 11 kilos de semilla por hectárea de suelo. La siembra la realizaban a través  de una palo puntiagudo que hacia de instrumente de arado.

El deshierbe se realizaba dependiendo del terreno que estaba ocupando y de la altura que llegara el maíz, comúnmente los mayas esperaban a que llegaran a una altura aproximada desde los 50 hasta los 70 centímetros. Se tenía que tener mucho cuidado, ya que de la forma que se deshierbe iba a depender la siguiente posible siembra en ese lugar, eliminaban todas plantas profundas desde las raíces para que se pudiera seguir cultivando este terreno, pero si ocurre todo lo contrario, los mayas estaban obligados a dejar ese terreno en barbecho.

 En noviembre los agricultores empezaban la cosecha. Se demoraban comúnmente entre  8 días por hectárea en cosecharlo o según la necesidad que tenían en obtener prontamente el maíz. Luego se acumulaban en un granero.

 

Al igual que toda gran civilización los agricultores mayas estaban en la obligación de darle al noble parte de su cosecha, eran tratados como gente inferior. Tenían sus deidades al cual rendirles culto para la que el cultivo de ese año les saliera perfecto con sus debidos ritos y ceremonias, este era el dios de la agricultura.

Aparte de la agricultura, los mayas igual se dedicaban a realizar otro tipo de actividades, ya que como dijimos anteriormente es un cultivo que deja mucho tiempo libre por lo que combinaban su dieta con la recolección de frutos, la pesca en algunos sectores específicos, la caza y la cría de animales.

 

 

En síntesis de esta pequeña investigación podríamos decir que los mayas fueron una de las más importante civilizaciones de Mesó América y que donde ocuparon diferentes lugares de localización también fueron distintos los sistemas de cultivo que emplearon para aprovechar el máximo los territorios que gobernaban. Donde nos enfocamos fue en el cultivo de roza, que por su poca utilización de energía y tiempo parece bastante ideal pero su problema es que no deja que se desarrolle una alta cultura, a que impide el crecimiento geográfico por los Extensos territorios que debe abarcar, dejando poco para la ocupación de los mayas para su vida diaria. En definitiva no fue gracias a este cultivo que los mayas lograron expandirse en un vasto territorio, si no que gracias a los otros cultivos que realizaban en otros lugares, pero este cultivo era el apto para el tipo de terreno en los que los mayas que estamos estudiando se ubicaron, el terreno de las tierras bajas de los mayas constituía en la selva alta perennifolia o bosque lluvioso de montaña baja. Este cultivo le saco el máximo de provecho que podría obtenerse de ellas logrando subsistir de manera óptima, a pesar de que tenían que ir en busca de más territorios si los que ellos estaban ocupando estaban en barbecho.

 

 

1 Silva, Osvaldo: Prehistoria de América. Editorial Universitaria, Chile, 1998, Pág. 42

 

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

  • No hay comentarios recientes
Cerrar